Snapchat como herramienta de aprendizaje en las clases de ELE

Todos conocemos las ventajas de las redes sociales a la hora de aprender nuevos idiomas, con lo cual, no sorprende que cada vez sean más las personas que recurren a Internet para perfeccionar su nivel en una lengua adquirida o empezar a estudiarla desde cero. Existen innumerables sistemas y métodos disponibles para emprender estas tareas, no obstante, en este post nos interesa un aspecto concreto; la interacción que se produce entre los usuarios en las redes sociales y cómo el resultado de este contacto se ha transformado en una gran herramienta para mejorar las competencias de los aprendices de un idioma.

Aquí nos dedicaremos a abordar las posibilidades que ofrece la aplicación Snapchat para aprender español siguiendo estos tres puntos:

  1. Definir qué es Snapchat y explicar cómo se utiliza.
  2. Señalar algunas de las ventajas que ofrece a la hora de aprender una lengua.
  3. Proponer tres actividades para complementar las clases de ELE.

Vamos, pues, a dar los detalles sobre qué es Snapchat y cómo se utiliza. Se trata de una red social desarrollada como aplicación para teléfono móvil que permite enviar vídeos breves y fotografías que desparecen tras ser visualizados. En el siguiente vídeo, podemos encontrar una explicación más detallada sobre esta aplicación:

Los pasos a seguir para enviar estos mensajes son simples y pueden resumirse en los siguientes cuatro puntos:

  • Buscar amigos: para esta acción solo es necesario ir al menú principal de la aplicación y seleccionar “añadir amigos”.
imagen-post

Menú de Snapchat. Foto de Sara Ponsà

  • Tomar fotografías o grabar vídeos: estos últimos tienen una duración máxima de 30 segundos, mientras que las fotografías dan la posibilidad de permanecer en el dispositivo del destinatario hasta 10 segundos.
  • Editar: este paso es opcional y consiste simplemente en complementar tus imágenes y vídeos con iconos, textos, dibujos, filtros o efectos en la imagen.
  • Enviar: se puede compartir el mensaje con un amigo o con un grupo de amigos, aunque también se puede enviar a tu Historia. Esta última es la que hace posible que el mensaje enviado sea visible para todos los amigos añadidos y se pueda acceder a él durante 24h.
foto-snap

Opciones de envío de Snapchat. Foto de Sara Ponsà

Ahora bien, ¿cómo puede ayudarnos a estudiar español esta aplicación? Como toda red social, Snapchat proporciona conectividad con otros usuarios, lo cual es esencial para compartir y recibir contenidos. Más allá de esta característica, las principales ventajas que ofrece esta aplicación a los estudiantes de español se pueden resumir aquí:

  • Inmersión lingüística: esto se puede conseguir con la creación de un perfil con amigos que publiquen en español, ya sean compañeros de las clases de ELE o usuarios que envían sus snaps en español. Con el simple gesto de añadir usuarios vinculados con el idioma que queremos aprender, podemos lograr que el español forme parte de nuestro día a día cada vez que revisamos nuestros mensajes o cuando queremos responderlos.
  • Contacto con el mundo hispanohablante: Al crear un canal a través del cual se interactúa en la red en lengua española, se puede participar de forma virtual en un ambiente que permite percibir el uso de la lengua de forma espontánea por parte de los nativos. Tan solo es necesario consultar una lista de cuentas en español para añadir como amigos a los usuarios que nos interesen y, con un solo click, es posible recibir mensajes de hablantes con el español como lengua materna.
  • Mayor asimilación de los conocimientos: una ventaja podría ser el nivel de atención que esta aplicación requiere por parte de los usuarios. Al contener mensajes efímeros, Snapchat obligaría a los estudiantes a poner especial atención e, incluso, a anotar el contenido de cada snap si se quiere conservar la información compartida; por lo tanto, el receptor ya está concienciado de que debe poner especial atención a los contenidos para poder asimilarlos.

En resumen, podemos decir que esta aplicación puede funcionar como una herramienta más para estudiantes de ELE. Solo queda plantearse la siguiente pregunta, ¿cómo adaptarla a un grupo de estudiantes en clase? Para responder a esta cuestión, aquí se plantearán tres posibles actividades. Estas funcionan como complemento para el estudio de los alumnos y, a pesar de que se sugiere poner el resultado de los ejercicios en común en el aula, el desarrollo de las actividades resulta más efectivo fuera de las clases. Dicho esto, y para finalizar este post, pasamos a compartir las actividades:

  1. Aportar cada día una palabra nueva para compartirla con las cuentas de los usuarios con los que se comparte clase. Estos términos quedarían anotados por los alumnos y  se pondrían en común en la clase para que quedasen registrados en un diccionario creado por estas aportaciones. Estas palabras pueden estar inspiradas en objetos del día a día, emociones que se han sentido trabajando los ejercicios de español o vocabulario que los estudiantes querían conocer por motivos personales. Este ejercicio puede estimular a los alumnos a desvincularse de los prototípicos actos de habla de los manuales de español y, gracias a ese distanciamiento, entender que una lengua extranjera puede adaptarse a nuestros intereses personales.
  2. Proponer un tema de actualidad para debatir, este puede ser sugerido tanto por el profesor como por los alumnos. Se puede enviar un snap explicando la cuestión a debatir o que muestre, por ejemplo, la imagen de un artículo que se puede comentar. El objetivo es que cada estudiante envíe su propia intervención dando una opinión sobre el tema propuesto mediante los vídeos de Snapchat. Esta actividad puede ayudar a practicar la oralidad, acercarse al mundo hispánico y familiarizarse con la escrituridad u oralidad formales.
  3. Enviar un snap que muestre un concepto o una situación que se haya visto durante las clases para que, a través del chat, los estudiantes debatan sobre cuál es el término utilizado en español para explicar o dar nombre al contenido del mensaje.

Estas son solo algunas ideas, lo importante es compartir y crear con aquellos que quieren aprender con nosotros. Y, para ello, ¿por qué no explorar las posibilidades que nos ofrecen aplicaciones como Snapchat?

Anuncios