Entorno Personal de Aprendizaje (PLE)

MI_PLE_2Entorno Personal de Aprendizaje (PLE) de ANA MARTINEZ GATO

Explicación y Reflexión sobre el  PLE

Anuncios

“Al compás de una canción”: canciones en el aula de ELE

En los últimos años, se ha reconocido que el uso de materiales reales, frente a materiales preparados específicamente para la enseñanza, acaban dando mejores resultados en las clases de idiomas. Aunque los primeros puedan parecer más útiles para enseñar un elemento determinado de la lengua (suelen estas enfocados a uno o varios temas específicos), lo cierto es que resultan demasiado mecánicos, y las situaciones que presentan, poco naturales. Por otro lado, los materiales reales, aunque a priori no parecen muy específicos (luego veremos que esto no es siempre cierto), presentan lenguaje al que los hablantes nativos están expuestos diariamente y, por lo tanto, el lenguaje real con el que se desenvuelven.

Las canciones están presentes en el día a día de todos los seres humanos; y, en muchos casos, las solemos relacionar con momentos de nuestra vida. Es por eso que el uso de canciones como arranque de una clase de idiomas puede resultar muy estimulante y motivador para los estudiantes. El trabajo con canciones activa varias de las inteligencias del ser humano: la verbal (ya que la actividad requiere la comprensión de la letra), la musical (ya que la melodía influye en la facilidad o complicación en el aprendizaje de la canción), y la interacción (ya que en muchos casos los alumnos comentarán lo que han entendido o no, e incluso cantarán). Además, se pueden trabajar diversos elementos lingüísticos (léxico, sintaxis, expresión escrita u oral) o incluso servir de escusa para iniciar una reflexión o un debate sobre un tema de actualidad, histórico o filosófico.

Ventajas de usar canciones como herramientas de aprendizaje

El uso de canciones en el aula ayuda también a la interacción entre los estudiantes.

El uso de canciones en el aula ayuda también a la interacción entre los estudiantes.

Como ya se ha mencionado, el uso de canciones como materiales en la enseñanza de idiomas puede ser muy beneficioso para los estudiantes, ya que la motivación es un factor muy relevante en el aprendizaje de una lengua. Además, en el trabajo con canciones se trabajan diversas disciplinas a la vez, sin que los alumnos tengan la sensación de estar sobresforzándose.

Un ejercicio en clase con una canción, trabaja disciplinas como:

  • Léxico (vocabulario).
  • Fonética (pronunciación).
  • Aspectos morfosintácticos.
  • Cultura (elementos sociales y culturales de una determinada sociedad, o momento histórico determinado).
  • Comprensión oral y lectora.
  • Expresión oral y escrita.

Selección de canciones para el aula de ELE

Escoger las canciones adecuadas para una clase de español como lengua extranjera, no debería de resultar muy complicado, lo más importante sería seleccionar canciones que sean relevantes para los alumnos. Por lo tanto, sería conveniente realizar una pequeña encuesta en clase, de manera en que se escojan canciones interesantes para los alumnos. De todas maneras, cualquier canción con el suficiente contenido lingüístico es válida para la enseñanza.

A continuación, proponemos el uso de una serie de canciones pertenecientes a diversas películas infantiles de la compañía Disney. Se trata de canciones sin muchas dificultades para su comprensión, con una melodía lo suficiente pegadiza para que sean fáciles de memorizar. Aunque, en principio, puedan parecer un tanto infantiles y carentes del contenido necesario para enseñar español, podremos comprobar que esta primera impresión es totalmente errónea:

 

Cantando mi canción

de la película Encantada

Contenido léxico: vocabulario relacionado con las tareas del hogar (limpiar, barrer, bañera, desagüe, retrete, aspirar, jabón, labor, hacer la colada, etc.).

Contenido morfosintáctico: el uso del imperativo, el futuro simple y las perífrasis ir a + infinitivo (para expresar planes) y haber que + infinitivo (obligación).

Metodología: es preferible la audición de la canción con el correspondiente videoclip ya que, además de aprender el léxico y su pronunciación, la visualización de las imágenes ayudará a fijar los conceptos y facilitará su comprensión.

 

Cuando mi vida va a comenzar

de la película Enredados

Contenido léxico: vocabulario relacionado con actividades del tiempo libre (leer un libro, pintar, tocar un instrumento, tejer, cocinar, puzles, dardos, ballet, jugar al ajedrez, hacer teatro, dibujar, escalar, etc.).

Contenido morfosintáctico:  el futuro simple y las perífrasis ir a + infinitivo (para expresar planes) y haber que + infinitivo (obligación).

Metodología: de nuevo, es preferible la audición de la canción con el correspondiente videoclip ya que, además de aprender el léxico y su pronunciación, la visualización de las imágenes ayudará a fijar los conceptos y facilitará su comprensión.

Como hemos visto, estas dos canciones (entre otras muchas) pueden servir para introducir un vocabulario específico y unas estructuras gramaticales definidas. Al contrario de lo que parece en una primera audición, son canciones con una gran cantidad de contenidos lingüísticos, en proporción a su extensión. No obstante, además de enseñar la lengua como tal, en niveles más altos, también pueden servir como escusa para iniciar una discusión o un debate en clase:

 

 Preparaos

de la película El Rey León

Contenido léxico: en este caso, nos encontramos con un lenguaje bastante más elevado que el que nos encontramos en las canciones anteriores, por ejemplo, adjetivos algo complicados (despiertos, atrofiado, condenado, odioso, generoso, voraz, meticuloso),  lenguaje político (golpe de estado, rey absoluto, trono) o lenguaje figurado (“en justicia soy todo un león”).

Contenido morfosintáctico:  el infinitivo, el futuro simple, y la concesión.

Metodología: además de actividades de comprensión, esta canción en concreto puede servir como ancla para iniciar un debate sobre algun tema político o histórico, ánimando a la interacción oral o escrita por parte de los alumnos.

 

En definitiva, el uso de canciones como herramientas de aprendizaje en el aula de ELE tiene  un potencial ilimitado. Con la canción adecuada se puede trabajar cualquier contenido gramatical o sociolingüístico de una manera motivadora, entretenida y beneficiosa tanto para los alumnos como para el profesor.

“Corto” por lo sano: el cine en el aula de ELE

El uso de material audiovisual real en las aulas es una práctica que ha crecido muchísimo en los últimos años. A través de estos materiales, los estudiantes tienen la oportunidad de exponerse a usos de la lengua en contextos naturales, y no preparados para aprender un determinado contenido. Mediante el cine, la televisión o la radio, tienen la oportunidad de experimentar la lengua que están aprendiendo en unas circunstancias de comunicación muy concretas, entre nativos. Además de la lengua, también se pueden transmitir conocimientos culturales e históricos de las comunidades que la hablan; por lo que a través la actividad del visionado de una película, por ejemplo, histórica, se trabajan elementos culturales de un determinado contexto done se utiliza esta lengua. Se trata pues de una actividad amena y relajada, pero a la vez muy beneficiosa.

Tradicionalmente, estas actividades se han considerado poco productivas por exigir poca actividad por parte del alumno, y por lo tanto, convertirlos en oyentes pasivos. No obstante, si se enfoca de manera en que el estudiante participe de forma activa en el visionado, proponiendo actividades que hagan que preste atención a las formas lingüísticas, el léxico, la pronunciación o la entonación; aprenderá de manera amena y divertida.

De todas, formas no siempre resulta posible trabajar con películas en una clase de ELE. Generalmente son muy largas, y trabajarlas suele agotar demasiadas sesiones como para que resulte rentable utilizarlas de manera recurrente. Es por esto que proponemos el uso de cortometrajes que, además de tener las ventajas de los largometrajes, cuenta con algunas propias:

Ventajas del uso de cortometrajes en una clase de ELE

  • Son cortos: aunque parezca redundante, una de las ventajas de utilizar cortos, frente a largometrajes, es su duración. Supongamos que disponemos de tres sesiones de hora y media para realizar el visionado de una película y unas actividades basadas en esta. Si utilizamos un largometraje, estamos renunciando a, como mínimo, una de estas sesiones para su visionado; mientras que un corto solo nos ocupará de 10 a 20 minutos de una sola sesión.
  • Se pueden visualizar más de una vez: generalmente, es complicado que los alumnos vayan a comprender la totalidad del contenido del video con una sola visualización de la película. En caso de los cortos, será posible hacer una segunda visualización en el caso de que los alumnos lo necesiten, sin que esto conlleve una pérdida de tiempo exagerada.
  • La información está comprimida en un corto periodo de tiempo: los cortometrajes cinematográficos se caracterizan por no presentar información que no sea relevante, por lo que todo el contenido que los alumnos van a visualizar tiene una razón de ser.
  • Los alumnos tendrán fresca la información que necesitan para realizar las actividades; puesto que las actividades se podrán realizar durante la misma sesión en que se ha visto el corto, y no habrá pausas de uno o más días en medio, cosa que facilita mucho el aprendizaje.

Propuesta de cortos para utilizar en una clase de ELE

Para finalizar, proponemos una serie de cortometrajes que pueden resultar útiles en un aula de ELE.

Ana y Manuel (2004)

 

Director y guionista: Manuel Calvo

Actores: Elena Anaya, Diego Martín, Ismael Martín.

En clase de ELE: el contenido de Ana y Manuel no es demasiado complicado, por lo que se podría utilizar en una clase de nivel básico-medio, sin mucho problema. La mayoría de las formas verbales están en pasado (pretérito imperfecto y pretérito perfecto simple), por lo que parece ideal para enseñar estos tiempos. El léxico se centra básicamente en el día a día (acciones de la vida cotidiana, nombres de animales, etc.). Además, la actriz habla a una velocidad bastante asequible para estudiantes en los niveles más básicos.

 

La historia de siempre (2009)

Director y guionista: José Luis Montesinos

Actores: Miguel Ángel Jenner, Ángel de la Guarda, Chus Leiva, Roger Batalla, Alzira Gómez, Graham Roberts.

En clase de ELE: la premisa de La historia de siempre puede parecer algo típica (un señor gritando por el móvil en el autobús mientras el resto de pasajeros se abochornan); no obstante, no todo es lo que parece. Este corto se puede utilizar para presentar contenidos culturales (como la gestualidad de los personajes, sobre todo sus expresiones faciales), o para abrir debate sobre temas sociales de actualidad (en este caso la crisis económica en España, y como está afectando a la gente).

 

10 minutos (2004)

Director y guionista: Alberto Ruiz Rojo

Actores: Gustavo Salmerón, Eva Marciel

En clase de ELE: este corto presenta una situación comunicativa que, aunque ciertamente ficticia, no se encuentra muy lejos de la realidad. Puede resultar muy interesante comentar las diferencias pragmáticas entre el lenguaje mecánico y artificial de la operadora con el lenguaje más conversacional y cercano del protagonista. Además también puede resultar una buena escusa para introducir la importancia de los silencios en las conversaciones. La comprensión puede resultar más complicada en niveles bajos, por lo que es recomendable usar cortos de este tipo en niveles más avanzados.

¡¿Gesticulas como un español?!

A la hora de comunicarnos, muchas veces usamos algo más que palabras, las acompañamos con gestos que intervienen para un mejor entendimiento de lo que se quiere decir. El gesto se puede usar en la conversación cara a cara o a través de medios en los que se vea al hablante, en cambio, por teléfono u otros medios que no se vea al hablante, se pierde la parte del mensaje que se emite a través del cuerpo, o sea, la parte no verbal de la comunicación.

Hay algunos gestos comunes en muchos países, y otros que varían según el lugar e idioma. Un gesto puede significar una cosa en un país, y tener distinto significado en otro territorio.

Gestos como el movimiento de cabeza para afirmar o negar algo, fruncir el ceño para mostrar enfado, etc. son los gestos más universales que se entienden en cualquier lugar.

Cuando empezamos a estudiar una lengua, también intentamos aprender más cosas entorno al idioma, para poder comunicarnos de la mejor manera posible. Imaginamos que estamos hablando con un grupo de compañeros acerca del examen y tú preguntas a un compañero español: ¿Qué tal el examen? Y él mueve su mano en posición horizontal y con la palma abierta hacia abajo diciendo: ”así así, vamos a esperar la nota a ver si hay suerte”. Un extranjero que no conoce el lenguaje no verbal de un español, podría no entender el mensaje.

El Diccionario de Gestos Españoles puede ser una herramienta útil tanto para profesores como para estudiantes de ELE. En este diccionario se explica el significado de los gestos, según los movimientos de las manos, cuerpo, cara, etc. También dispone de viedos o fotos mostrando el gesto, explicaciones de los movimientos, palabras y expresiones coloquiales asociadas y también un ejemplo de conversación.

El Español Internacional y ELE

Casi el 5% del mundo habla español, y cada continente, país, región, provincia y ciudad tiene su propio lenguaje. Esta diversidad tan amplia, que se presenta en todos los aspectos, necesita unificarse para tener una eficacia comunicativa, y una coherencia que fortalezca la comunicación adecuada en cualquier ámbito.

La abundante presencia de medios de comunicación, durante el siglo xx, amplió relaciones entre todos los lugares hispanohablantes del mundo, con lo cual, los países hispanohablantes mantienen una relación constante, sin considerar fronteras naturales ni obstáculos. En consecuencia, consiguiendo una solidez lingüística, homogeneidad y un proyecto de futuro alentador.

A pesar de las idiosincrasias regionales, se han conectado todos los lugares hispanohablantes a un español estandarizado en los ámbitos morfosintácticos, en los fónicos y también en los léxicos, y es esa uniformidad donde se situa la importancia del español tanto para los intercambios internacionales, como en eficiencia en los medios de comunicación de masas.

El “Español internacional”es importante en la enseñanza y aprendizaje de esta lengua, y debería enseñarse en las clases de ELE y cada profesor ha de adquirir conocimientos de ello. La normalización lingüística interviene en la enseñanza y aprendizaje de la lengua.

Según “Ethnologue”, actualmente hay 60 millones de personas interesadas en aprender español, supone un aumento muy significativo que se ha producido en las últimas décadas.

Los profesores de lengua española deben adquirir un conocimiento del español unificado capaz de ser enseñado con éxito. Los estudiantes han de conocer bastante los aspectos formales, sociales y creativos de la lengua, además de poder aplicar recursos y estrategias para enseñarla, donde sea, o a alumnos de distinta procedencia que se encuentren en el país hispano.

El español internacional es un modelo que parte desde la cooperación, y no desde la imposición, y el objetivo más importante es obtener una intercomunicación fluida en un español plurinacional. Este español es compartido por todos pero no pertenece a nadie, y puede convertirse en una pérdida de riqueza lingüística de los hablantes. No se espera que la gente hable español neutro en su vida íntima sino que se destina al uso en un ámbito masivo. No desaparecen los dialectos sino que se añade a lo que hay. El español internacional no pretende ser un ejemplo lingüístico o del ámbito literario, busca de manera simple la eficacia comunicativa, aboga por la unidad y la cohesión de la lengua, eludiendo razones, banderas, ideologías y nacionalismos.