¿Aprender idiomas gratis en tu tiempo libre? Las dos mejores apps

¿Aprender idiomas gratis en tu tiempo libre? Las dos mejores apps

En la red encontramos infinidad de recursos y aplicaciones para dispositivos móviles que nos permiten aprender gran variedad de idiomas. De todas ellas, la gran mayoría nos pueden ser de utilidad y pueden resultar muy interesantes; pero no son tantas las que tienen una efectividad y calidad demostrada, y además, son totalmente gratuitas. Tu tiempo es oro, y este post te servirá para que no tengas que romperte la cabeza y perder horas y horas valorando y probando opciones: te presentamos las dos mejores aplicaciones gratuitas para aprender lenguas extranjeras.

Duolingo

Es probablemente la aplicación más conocida de aprendizaje de lenguas. Cuenta con cursos de 22 lenguas, y ofrece cursos didácticos e interactivos. La app cuenta con un test de nivel, y posteriormente incluye el trabajo de las cuatro destrezas: comprensión lectora y auditiva; y competencia oral y escrita. No se basa en la memorización de vocabulario sino en la práctica (traducciones de frases y textos, tanto escritos como orales, identificación de situaciones e imágenes, etc.)  La organización de los cursos se organiza de manera muy atractiva y como un juego en el que avanzarás al completar unidades, perderás vidas por las respuestas incorrectas, ganarás puntos al subir de nivel o ganarás premios por un trabajo constante, etc. Es totalmente gratuita y sin anuncios publicitarios.

Cabe añadir que el creadores de esta app (Luis von Ahn), la hizo con el objetivo de poner el aprendizaje de lenguas al alcance de todo el mundo, y que su equipo hace evaluaciones constantes para mejorar continuamente la eficacia de sus métodos.

En 2013, Apple eligió Duolingo como su iPhone App del año (primera vez que una aplicación educativa gana el premio) y fue la aplicación más descargada en la categoría de educación en Google Play en 2013 y 2014

Se puede utilizar vía vía web, o con aplicaciones en iOS y Android.

Busuu

Una de las aplicaciones que más tiempo lleva en el sector y probablemente una de las más completas. Es a la vez una app para aprender idiomas y una red social, ya que permite cursos en 12 idiomas y comunicación con una comunidad de más de 40 millones de hablantes nativos. Los cursos se basan en el aprendizaje de vocabulario y estructuras muy funcionales en la lengua en forma de prácticas interactivas –organizados en más de 150 temas o situaciones cotidianas y más de 3.000 palabras y frases- basados en el MCER (marco común europeo de referencia para el aprendizaje de lenguas). Como Duolingo, cuenta con actividades para trabajar las cuatro destrezas, y su gran virtud es que permite la práctica comunicativa real con una gran red de hablantes (desde escrita a video-conferencias).

Busuu ofrece unos servicios muy interesantes en sus cursos gratuitos, pero para acceder a la totalidad de sus contenidos hace falta cuenta Premium.sin-titulo

Se puede utilizar vía vía web, o con aplicaciones en iOS y Android.

En 2008, Busuu formó parte de la UNESCO “Año Internacional de las lenguas”. En 2009, fue galardonado con la “Etiqueta Europea para Proyectos Innovadores en el Aprendizaje de Idiomas”. En 2011 ganó el premio Tech Crunch como la mejor web de educación, entre otros.

 

Ahora solo te queda elegir una, descargarla y ¡empezar a aprender!

Elisa Romagosa Garcia

Anuncios

Facebook y Twitter en la clase de ELE

En la actualidad, las redes sociales son las herramientas de entretenimiento más demandadas y utilizadas por la sociedad. Con ellas,  podemos estar conectados a Internet en todo momento, chatear con amigos o descubrir el mundo mediante fotos y vídeos, entre otras opciones. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, las redes sociales han tomado protagonismo en el ámbito laboral y en el académico. Su papel en el aula es fundamental y cabe destacar su importante función en el aula de Español como Lengua Extranjera, en adelante ELE. El uso de las tecnologías e Internet no solo está presente en la vida de los alumnos, sino que tanto adolescentes como mayores saben cómo utilizar estas herramientas. Este conocimiento nos permite emplearlas en aulas de distintos niveles y edades, lo cual nos puede facilitar el entretenimiento y la motivación en nuestras clases. En este post, pretendo hacer un análisis de la posible aplicación de Facebook y Twitter, dos de las redes sociales más conocidas mundialmente, en el aula de ELE.

pantalla-grupo-face

Ejemplo de uso de Facebook en clase: los grupos.

pantalla-lista-twitter

Ejemplo de utilidad de Twitter en clase: las listas.

Estas dos imágenes nos muestran dos de las posibles utilidades de estas redes sociales en nuestra clase de ELE. En la primera imagen vemos una de las opciones que nos brinda Facebook: la posibilidad de crear grupos donde tanto alumnos como profesores puedan subir documentos interesantes para el desarrollo de las sesiones, ya sean vídeos, imágenes o materiales. La segunda fotografía nos muestra uno de los mayores avances de Twitter. Con la posibilidad de crear listas, podemos organizar a las personas que seguimos según conveniencia. El profesor puede establecer una lista donde se incluyan todos sus alumnos y pueda controlar y visitar las publicaciones relacionadas con la clase y con el temario estudiado. Los alumnos, por otra parte, podrán seguir diferentes listas relacionadas con editoriales, blogs, profesores e incluso diccionarios y gramáticas.

Tanto Facebook como Twitter permiten subir imágenes a las respectivas cuentas. En relación con la enseñanza de ELE, estás imágenes podrían resumir semanalmente los temas estudiados. En la actualidad, el uso de infografías, unas representaciones visuales explicativas de los temas tratados en el aula, ya sean gramaticales o léxicos, está en auge.

infografia-navidad

Muestra de una infografía realizada mediante la aplicación Piktochart.

En cuanto a la privacidad, tanto Facebook como Twitter ofrecen un amplio abanico de posibilidades para que cada uno pueda elegir si su información es pública o privada. La decisión en cuanto a dicha privacidad es personal, puesto que puede influir en la vida social de cada persona. En mi opinión, Twitter debe ser una herramienta informativa pública, sobre todo si es utilizada de forma didáctica. La privacidad conllevaría una pérdida de información, ya que si un usuario es privado y no es uno de nuestro seguidores no podremos ni saber lo que publica ni retwittear sus tweets, los cuales podrían ser útiles didácticamente hablando. Facebook, por otro lado, es una herramienta mucho más privada, puesto que aunque sea utilizada de forma didáctica, la información la compartimos solo con las personas que aparecen en nuestra lista de amigos, excepto si creamos un grupo donde, sin que sea necesario  ser amigos, podamos publicar información que sea vista por todos los miembros de dicho grupo.

Facebook y Twitter ofrecen un servicio de mensajería instantánea que permite la comunicación momentánea con todos los miembros de la red o tan solo con nuestros amigos y seguidores. Cada usuario puede elegir quién puede enviarle mensajes, para conseguir más o menos privacidad en su red. Esto podría ser aplicado a nuestra clase de ELE si propusiéramos un horario de consultas mediante estos chats, que podrían ofrecernos mayor proximidad y cooperación con nuestros alumnos.

mensajes twitter.jpg

La herramienta de mensajería se encuentra en la parte superior izquierda de la pantalla en Twitter.

mensajes face.jpg

La mensajería en Facebook se encuentra en la parte superior derecha. Tras pulsarla, se nos abrirá una pequeña pantalla en la parte inferior derecha.

Facebook y Twitter tienen una característica que las diferencia por completo. Mientras que en Facebook puedes publicar información extensa, ya que no hay un número limitado de caracteres, en Twitter los posts deben de tener una extensión máxima de 140 caracteres. La aplicación de ambas en la clase de ELE es diversa. Con Facebook tanto alumnos como profesores podemos publicar información ampliamente desarrollada, ya sea resumen de contenidos, dudas o explicaciones extensas. Sin embargo, en Twitter debemos limitar la información a 140 caracteres, los cuales no nos permiten una explicación detallada, sino breves enunciados. Los estudiantes podrían utilizarlos para aprender a sintetizar información, preguntar dudas o intercambiar información con los compañeros.

Por último, ambas redes sociales nos permiten compartir información ya publicada por otros usuarios. Twitter utiliza el neologismo retuitear, definido en el Diccionario de la Lengua Española como reenviar un tuit a un determinado número de personas, es decir, a nuestros seguidores.  Facebook nos permite compartir la información al igual que Twitter mediante la opción compartir, justo en la esquina derecha inferior de cada publicación. Ambas redes sociales nos permiten añadir comentarios a lo publicado.

En definitiva, el uso de las redes sociales en clase es un hecho. Las tecnologías de la información y comunicación, TIC, han llegado a nuestras vidas para quedarse. ¿Por qué no hacer de ellas herramientas útiles que permitan mejorar el desarrollo de las sesiones? Todo ello, eso sí, bajo el control paterno, en el caso de menores, y con fines didácticos y educativos.

Google Classroom, nueva herramienta para el aula.

El siglo XXI ha lanzado un reto a los profesores y alumnos, las nuevas tecnologías. En el día a día todos estamos pendientes del correo, del móvil, del wassapp u otras muchas aplicaciones. Esto también supone un riesgo, pues ¿Cómo conseguir que los alumnos se despeguen de sus teléfonos y atiendan en clase? Por ello, el aula debe modernizarse y estar al tanto de los cambios tecnológicos y de lo que nos ofrece Internet. Así podremos acortar la distancia entre el profesor y el alumno y lograremos llamar su atención. Esto es una realidad tanto para una clase de ELE, de EFE, donde los ejecutivos y trabajadores viven pegados a sus teléfonos o cualquier aula.

Google es uno de los grandes titanes a la hora de crear apps. Así pues. ahora anuncia  Google Classroom bajo el lema “Más tiempo para la enseñanza, menos complicaciones tecnológicas”, una herramienta que puede facilitar la comunicación entre el alumno y el docente, poder organizar las clases y, en definitiva, facilitar el trabajo al profesor. Su lanzamiento está previsto para septiembre de 2014 y formará parte de Google Apps for Education, será gratuita para todos los centros que usen esta aplicación. Los profesores ya pueden solicitar una versión previa antes de su lanzamiento.

Esta herramienta tiene diversas ventajas:

  • Combina Documentos de Google, Drive y Gmail
  • Se podrán compartir anuncios y comentarios con los alumnos a través de Drive
  • Se podrá saber quién ha completado los trabajos y proporcionar respuestas a tiempo real.
  • Crear una copia o varias para los diferentes alumnos
  • O tener varias carpetas para diferentes tareas.
  • Además, esta aplicación no tendrá una intención publicitaria, ya que no se mostraran anuncios ni se usarán datos personales con este fin.

Por tanto esta aplicación funciona como una especie de Moodle, que nos permite abandonar la vieja costumbre de ir cargando papeles y trabajos por todas partes. También hay que tener en cuenta que en el aprendizaje de una L2 es importante este tipo de dinamismo, porque ayuda a que los alumnos interactúen más y por tanto aprendan más.