Haz que tu blog sea relevante

El uso de la tecnología en las aulas se ha extendido, es un hecho: cada vez más profesionales hacen uso de los recursos que proporciona la red para preparar una clase o mantenerse al día de acontecimientos relevantes en los ámbitos de su interés.

Sin embargo, no hay que olvidar que son muchos los que todavía mantienen serios prejuicios sobre la validez de los materiales disponibles en la web y son éstos prejuicios los que privan a muchos profesores de recursos que no solo son valiosos y enriquecedores, sino que también ayudan a optimizar el tiempo que requiere la preparación de una clase.

Así que ¿cómo evitar la irrelevancia? tanto los que ya tienen un blog, como los que estén pensando en crear uno no deberían perder de vista la importancia de ciertas premisas, muchas de ellas de mero sentido común, que facilitarán el éxito de su blog, tanto cualitativamente como cuantitativamente. Porque lo cierto es, que si además de proporcionar calidad al usuario conseguimos una alta repercusión en el proceso también estaremos alcanzando otro objetivo altamente deseable para un escritor.

5 consejos para evitar que tus aportaciones sean descartadas sin siquiera recibir el beneficio de la duda:

  1. Demuestra que la información que proporcionas es relevante.
  2. Demuestra que te has documentado
  3. Haz que toda aportación pueda ser contrastada.
  4. Cuida de la redacción, no olvides que además de ser un profesional debes parecerlo.
  5. No todo el enfoque debe estar en el contenido, evita olvidar la importancia de un estilo cuidado.

Muchos de los recursos que son considerados imprescindibles para que un blog sea efectivo pueden ser también sus peores enemigos. Que un texto deba ser corto, con numerosas imágenes, enlaces, etc. puede predisponer a un lector serio en su contra. Después de todo, si nuestro blog peca de excesos, difícilmente se lo tome en cuenta.

Por eso es recomendable que todos los elementos que figuren en la entrada estén justificados: nada de imágenes irrelevantes, comentarios fuera de lugar ya sea por poco profesionales o por innecesarios, diseños poco profesionales, largos períodos de inactividad, poca vigilancia a los comentarios o escasa interacción con el lector, los enlaces excesivos también son enemigos en el proceso de la divulgación de conocimientos: convierten la lectura en un proceso laberíntico, confuso y farragoso cuando debería ser una lectura fluida y enriquecedora para otros profesionales.

Resumiendo: todo lo que no es necesario ¡frustra al lector! que probablemente deje de leernos provocando que todo nuestro esfuerzo y valía quede en el olvido.

Para aclarar un poco las cosas aquí tenemos un ejemplo de lo que no es recomendable en una publicación que pretende informar, enriquecer y sumar una experiencia propia a un campo tan interesante y en constante evolución como el de ELE , el ejemplo fué extraído de un blog de ELE actualmente operativo:

5 errores fáciles de cometer, pero también fácilmente evitables

  1. Para empezar tenemos un título recargado, el color no solo no es necesario sino que también transmite falta de seriedad.
  2. Uso de expresiones excesivamente coloquiales, si queremos ser considerados profesionales reputados con los que valga la pena interactuar, el uso de expresiones como “guay” ciertamente van a representar un obstáculo. Un lector ya de por sí predispuesto en contra de estos medios solo verá confirmadas sus sospechas.
  3. Mezclar español e inglés ¿en un blog de ELE? habría que reflexionar si es apropiado pasar de un idioma a otro, al hacerlo no se deja muy claro quién es el destinatario ¿un profesor? ¿un amigo al que le contamos una anécdota? ¿alguien a quien deseamos transmitir conocimientos serios?
  4. Referencias a videos que pueden, o no, ser conocidos para el lector. Este es un tema con el que hay que tener mucho cuidado, lo que nosotros como escritores consideramos “conocimiento compartido” puede no serlo para un gran porcentaje de nuestros lectores.
  5. Uso de imágenes que lejos de aportar datos útiles se limitan a recurrir al ¿humor? acaso sería preferible dejar estos recursos para publicaciones humorísticas o recurrir a un diario, no a un blog cuyo objetivo es informar. Desde luego no es correcto su utilización si lo que queremos es proyectar seriedad.

Para finalizar, me gustaría dejar claro que hay muchas maneras de crear blogs, y cada escritor es libre de elegir el estilo que tendrá el suyo. En cuestión de gustos, enfoques y estilos las opiniones siempre serán tan variadas que intentar imponer una única forma de hacer las cosas no solo sería poco realista sino que incluso me atrevería a decir imposible.

Pero algo de lo que sí puedo estar segura, es que para conseguir llegar a un público con prejuicios preestablecidos, hay que ceder en ciertos aspectos como algunos de los mencionados anteriormente. De esta manera podemos atraer a otro tipo de profesionales a este cambio revolucionario que se está produciendo en el ámbito de la enseñanza y de la distribución de materiales.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s