Las variedades del español en una clase de ELE

A lo largo de mi formación académica, como canaria, siempre me he interesado por la manera de enseñar a futuros alumnos de español como lengua extranjera, ya que mi variedad lingüística se aleja muchísimo de la estándar, que es la que instruye en las clases de ELE.

DIALECTOS

Tras haber investigado acerca del tema, descubrí que es, incluso, incorrecto enseñar únicamente la variedad estándar. Un profesor de español ha de tener un conocimiento amplio de la lengua y, por lo tanto, de las variedades dialectales. Hay que tener en cuenta que cada profesor presentará su propia variedad de habla y, por ello, debe ser consciente de las características propias de su variedad y diferenciarlas de las demás.

Ha de transmitirse la norma culta, además de las posibilidades que esta ofrece en diferentes regiones. Esto no significa que el profesor de español tenga que saber todas y cada una de las formas de habla de la lengua y, mucho menos, explicarlas en la clase de ELE sino que, para facilitar la inserción de los alumnos en el contexto social y cultural de España, puede enfocar y orientar a los estudiantes de una manera determinada para que, dependiendo de sus niveles y necesidades, sean capaces de aplicar la lengua de una forma u otra en cada ocasión y lugar.

Un docente de español como lengua extranjera debe enseñar acorde a varios factores. En primer lugar, ha de tener en cuenta el lugar donde se vaya a utilizar la lengua española, ya que, dependiendo de él, se utilizará una variedad u otra. Pero también es importante saber el registro para el que necesitan esta nueva lengua, si es para el mundo laboral, para el ocio, etc.maestro

Por ejemplo, si se va a enseñar a un estudiante que utilizará el español en México, no podemos obviar la forma ustedes y utilizar solamente vosotros ya que no la utilizará. Pero tampoco podemos hacer lo contrario. Lo ideal sería practicar ambas formas para que se habitúen a la existencia de las dos, explicando las características de cada una. Algo parecido ocurriría con el caso de carro, que presenta significados diferentes en España y en México, y no sería adecuado enseñar solo uno.

Dejando aparte que, en cuanto al número de hablantes, la norma hispanoamericana sería más general que la de España, un hablante de una variedad determinada, nunca podrá dejar a un lado su forma de expresión para tomar otra diferente, por mucho que haya estudiado o que intente imitarla. De esta manera, en lugar de enseñar el español, enseñará una mezcla de variedades que nada tiene que ver con nuestra lengua, además de que tiene que realizar un esfuerzo extra, al tener él también que aprender estos elementos ajenos a su habla habitual.

En conclusión, no es adecuado tratar de enseñar una única variedad, sino mostrar al aprendiz de español las posibles variantes que podrían ser interesantes en un contexto determinado para que obtenga un conocimiento amplio y sin barreras de todas las posibilidades que puede ofrecer una lengua, en este caso, el español.

Si están interesados en este tema y les da curiosidad,  aquí les dejo más información de dos artículos que pueden conseguir en el Centro Virtual Cervantes:

La formación panhispánica del profesor de español” 

“¿Qué norma enseño? El profesor de E/LE y la selección de un corpus lingüístico”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s