La utopía de la E/LE

Retrato del almirante genovés Cristóbal Colón.

Tal y como le pasó a Cristóbal Colón cuando ¿descubrió? América, cuando se aprende una lengua no sabes qué se va a encontrar uno luego en el mundo real. Y, ¿por qué? Porque la enseñanza de lenguas se centra en una variedad lingüística que, por lo general, no existe como tal. Esto es lo que sucede con el español, puesto que goza de una gran diversidad de variedades, muchas de las cuales pasan desapercibido en su enseñanza.

Colón inició su viaje con la intención de descubrir nuevas rutas marítimas comerciales con las Indias; ¿cuál es la intención del profesor de E/LE? En un principio, su intención es enseñar español estándar, pero ¿cuál es el español estándar? Según la RAE, el español no tiene un único español estándar sino que se consideran variedades cultas las habladas en distintos lugares del mundo hispanohablante, lo cual comporta un problema. ¿Cuál de ellos seguir? ¿Hay que obviar el resto?

Por poner un ejemplo concreto, en el español del norte de España hay distinción fonética entre las grafías <s> y <z>. Sin embargo, dicha distinción es minoritaria en el conjunto de hispanohablantes, en que dicha distinción se neutraliza en forma de seseo (con mayor prestigio) y de ceceo (considerado vulgar). A pesar del carácter minoritario de la distinción, es la realización que mayoritariamente se enseña en España, lo cual no deja de ser curioso.

Utopía

Te bajaría la Luna…

Porque, claro está, hay que distinguir ortografía de fonética: una cosa es cómo se escribe, que sí que tiene unidad académica, y otra es cómo se dice lo que se escribe. Se puede decir que enseñar esta distinción es acorde con la realidad que se va a encontrar el hablante. Esto es parcialmente cierto: es cierto si el estudiante en cuestión vive en una zona en que dicha distinción es fonológica, pero, ¿qué pasa si decide marchase a una zona seseante de la Península, o incluso cruzar el charco? Se va a encontrar con que la distinción entre <s> y <z> que ha aprendido no se corresponde con la realidad de este nuevo lugar.

Se puede estar más o menos de acuerdo con que se enseñe la variedad relacionada con la zona en que se enseña, pero, entonces, ¿por qué en Catalunya (por hablar de una zona bilingüe) no se contempla el fenómeno de la interferencia lingüística en la enseñanza de E/LE? Quizá es que no cal…

Queda abierto el debate… (y si Cristóbal Colón quiere dar su opinión, también está invitado).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s