“Corto” por lo sano: el cine en el aula de ELE

El uso de material audiovisual real en las aulas es una práctica que ha crecido muchísimo en los últimos años. A través de estos materiales, los estudiantes tienen la oportunidad de exponerse a usos de la lengua en contextos naturales, y no preparados para aprender un determinado contenido. Mediante el cine, la televisión o la radio, tienen la oportunidad de experimentar la lengua que están aprendiendo en unas circunstancias de comunicación muy concretas, entre nativos. Además de la lengua, también se pueden transmitir conocimientos culturales e históricos de las comunidades que la hablan; por lo que a través la actividad del visionado de una película, por ejemplo, histórica, se trabajan elementos culturales de un determinado contexto done se utiliza esta lengua. Se trata pues de una actividad amena y relajada, pero a la vez muy beneficiosa.

Tradicionalmente, estas actividades se han considerado poco productivas por exigir poca actividad por parte del alumno, y por lo tanto, convertirlos en oyentes pasivos. No obstante, si se enfoca de manera en que el estudiante participe de forma activa en el visionado, proponiendo actividades que hagan que preste atención a las formas lingüísticas, el léxico, la pronunciación o la entonación; aprenderá de manera amena y divertida.

De todas, formas no siempre resulta posible trabajar con películas en una clase de ELE. Generalmente son muy largas, y trabajarlas suele agotar demasiadas sesiones como para que resulte rentable utilizarlas de manera recurrente. Es por esto que proponemos el uso de cortometrajes que, además de tener las ventajas de los largometrajes, cuenta con algunas propias:

Ventajas del uso de cortometrajes en una clase de ELE

  • Son cortos: aunque parezca redundante, una de las ventajas de utilizar cortos, frente a largometrajes, es su duración. Supongamos que disponemos de tres sesiones de hora y media para realizar el visionado de una película y unas actividades basadas en esta. Si utilizamos un largometraje, estamos renunciando a, como mínimo, una de estas sesiones para su visionado; mientras que un corto solo nos ocupará de 10 a 20 minutos de una sola sesión.
  • Se pueden visualizar más de una vez: generalmente, es complicado que los alumnos vayan a comprender la totalidad del contenido del video con una sola visualización de la película. En caso de los cortos, será posible hacer una segunda visualización en el caso de que los alumnos lo necesiten, sin que esto conlleve una pérdida de tiempo exagerada.
  • La información está comprimida en un corto periodo de tiempo: los cortometrajes cinematográficos se caracterizan por no presentar información que no sea relevante, por lo que todo el contenido que los alumnos van a visualizar tiene una razón de ser.
  • Los alumnos tendrán fresca la información que necesitan para realizar las actividades; puesto que las actividades se podrán realizar durante la misma sesión en que se ha visto el corto, y no habrá pausas de uno o más días en medio, cosa que facilita mucho el aprendizaje.

Propuesta de cortos para utilizar en una clase de ELE

Para finalizar, proponemos una serie de cortometrajes que pueden resultar útiles en un aula de ELE.

Ana y Manuel (2004)

 

Director y guionista: Manuel Calvo

Actores: Elena Anaya, Diego Martín, Ismael Martín.

En clase de ELE: el contenido de Ana y Manuel no es demasiado complicado, por lo que se podría utilizar en una clase de nivel básico-medio, sin mucho problema. La mayoría de las formas verbales están en pasado (pretérito imperfecto y pretérito perfecto simple), por lo que parece ideal para enseñar estos tiempos. El léxico se centra básicamente en el día a día (acciones de la vida cotidiana, nombres de animales, etc.). Además, la actriz habla a una velocidad bastante asequible para estudiantes en los niveles más básicos.

 

La historia de siempre (2009)

Director y guionista: José Luis Montesinos

Actores: Miguel Ángel Jenner, Ángel de la Guarda, Chus Leiva, Roger Batalla, Alzira Gómez, Graham Roberts.

En clase de ELE: la premisa de La historia de siempre puede parecer algo típica (un señor gritando por el móvil en el autobús mientras el resto de pasajeros se abochornan); no obstante, no todo es lo que parece. Este corto se puede utilizar para presentar contenidos culturales (como la gestualidad de los personajes, sobre todo sus expresiones faciales), o para abrir debate sobre temas sociales de actualidad (en este caso la crisis económica en España, y como está afectando a la gente).

 

10 minutos (2004)

Director y guionista: Alberto Ruiz Rojo

Actores: Gustavo Salmerón, Eva Marciel

En clase de ELE: este corto presenta una situación comunicativa que, aunque ciertamente ficticia, no se encuentra muy lejos de la realidad. Puede resultar muy interesante comentar las diferencias pragmáticas entre el lenguaje mecánico y artificial de la operadora con el lenguaje más conversacional y cercano del protagonista. Además también puede resultar una buena escusa para introducir la importancia de los silencios en las conversaciones. La comprensión puede resultar más complicada en niveles bajos, por lo que es recomendable usar cortos de este tipo en niveles más avanzados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s