¿Cómo satisfacer las diferentes necesidades de alumnos de E/LE?

Muchas veces nos preguntamos cómo preparar las clases para que nuestros alumnos aprendan, se lo pasen bien y, al mismo tiempo, puedan aprovechar lo que estudian. No es una tarea fácil. La cantidad de manuales que podemos usar en el aula parece ilimitada y, además, cada año se editan más. No nos podemos quejar de que falte material. De todos modos, no nos deberíamos limitar únicamente al uso de un manual. Y escojáis el que escojáis, voy a tratar de convenceros de lo útil que resulta introducir textos reales en las clases de E/LE.

Una posible situación en la que se puede encontrar un estudiante de E/LE

Los manuales, en la mayoría de los casos, adaptan los textos al nivel del alumno. Para ello se simplifica el contenido y, de este modo, pierde toda credibilidad. En cuanto un extranjero tenga contacto con un texto real, podrá tener ciertos problemas para entenderlo, simplemente por el mero hecho de no haberse familiarizado con este tipo de escritos. Por tanto, es importante dar a conocer a los alumnos textos que puedan servirles.

Internet nos facilita el acceso a todo tipo de textos que podemos llevar al aula. La elección del texto adecuado debería ir ligada a las necesidades de los estudiantes. Deberíamos preguntarnos con qué fin estudian nuestros alumnos. Veámos dos casos diferentes:

Si el grupo con el que trabajamos estudia español porque quiere ir de vacaciones a España, podemos proporcionarle ayuda para, por ejemplo, alquilar un piso durante su estancia en otro pais. Sin duda, alquilar un piso no es nada fácil, y menos si no dominas el idioma. Por eso, hace falta enseñar a los alumnos portales, tales como fotocasa, idealista o loquo. Así sabrán cómo funcionan y cómo los anunciantes describen sus pisos. El siguiente paso consiste en elaborar un anuncio de un futuro arrendatario. En los niveles más altos es posible introducir textos de mayor dificultad, como un contrato de alquiler.

Otro objetivo frecuente de los estudiantes de español es aprender el idioma para ir a trabajar al extranjero. Aquí se nos abre todo un abanico de posibilidades para preparar una clase:

  • elaborar un currículum
  • leer anuncios de trabajo
  • simular una entrevista de selección de personal
  • trabajar el vocabulario de un contrato laboral
  • firmar un contrato de trabajo

Sea cual sea el objetivo y las necesidades de los estudiantes, el material didáctico seleccionado deberá ir siempre acorde con ambas. Un buen complemento al manual es un texto del día a día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s